Ritual del bañarse

fogoEl significado de bañarse va más allá del simple acto para mantenerse limpio o refrescar el cuerpo, es hacer del momento del baño un instante perfecto para volver a nacer. En la antigua Grecia, sumergirse en agua era un ritual para conseguir armonía y abundancia, para las culturas maya y azteca, el momento del baño era un acto religioso y de paz espiritual por la sensación de plenitud al terminar el baño envuelto con el vapor del agua que cubría el cuarto del baño.

Ahora el significado de la ducha ya no tiene la misma definición, pero aún ofrece el estado de intimidad, placer y paz espiritual que las civilizaciones antiguas logaron sentir, sólo es cuestión de poner atención a la hora de usar las regaderas en casa. Gracias a la modernización, los artículos de baño ahora son lujosos y con funciones eficientes, ahora complemente estas ventajas con el momento del baño para lograr la sensación de vitalidad con la regadera.

El agua que cae de la regadera, es una metáfora de la fluidez del líquido en las cascadas y los ríos propios de la naturaleza, es así como nuevamente el ingenio del hombre, adopta los diseños de la naturaleza para uso cotidiano. Con esta idea, comienza el ritual del baño en la regadera para descifrar los elementos que complementan el momento íntimo del aseo personal, cuando nos comunicamos con nuestra piel a través del agua para asear o relajar el cuerpo.

El sonido del agua estimula el sentido auditivo para mandar señales al cerebro que permite la relajación de la mente, instantáneamente hace una invitación a desconcentrarse del mundo exterior, para pasar a un momento de paz interna usted mismo, en donde no hay que buscar pensamientos ni preocupaciones, sino vivir el momento para dar sentido al ambiente que rodea al espacio del baño.

El agua fría o caliente, ayuda a disminuir la tensión de los músculos, mejorar la circulación de la sangre, desaparecer dolores de cabeza y hasta aliviar resfriados comunes, es por ello que el acto del baño, no sólo es importante para el aseo personal y la higiene, sino que también se usa para tratar enfermedades, mejorar el estado de ánimo y de autoestima, así como otras bondades para el cuerpo como la relajación.

El cambio de estado de ánimo, es una de las virtudes más sobresalientes que se consigue por el uso de las regaderas para aseo personal. Esta virtud se considera como un ritual de carácter espiritual desde la antigüedad, porque el momento íntimo a la hora del baño se relaciona con el autoconocimiento que la conexión de la mente y el cuerpo pueden lograr.

El proceso de cambio emocional en la hora de asearse es posible,  ya que el  agua es un elemento receptivo con el que podemos comunicarnos a través de los pensamientos; éste nos invita a sentir placer y sensación de paz y usted interioriza sus pensamientos de plenitud para desaparecer los pensamientos negativos y las tensiones del día. Esto es una forma de dar significado al momento del baño, es tan sencillo como platicar con uno mismo o cantar en la regadera.

Otro de los cambios visibles, es la apariencia de la piel y de la apariencia física en general. Con lo fácil que resulta distinguir a las personas que se asean de las que tratan de ocultarlo, mejor decida hacerlo a diario para mejorar su autoestima, ya que la apariencia de la piel del rostro cambia notoriamente al verse más fresca y limpia, así evita que la concentración de partículas contaminantes en la piel ocasionen imperfecciones.

Además de verse atractivo, el baño en las regaderas ayuda a tratar otros problemas de salud con el manejo de las temperaturas adecuadas para solucionar diversas molestias. Si usa agua fría y deja reposar las piernas en una tina de baño bajo la  regadera, logrará que la circulación de la sangre aumente favorablemente, también ayuda a aliviar dolores de cabeza y de relajación si usa agua tibia.

Para las civilizaciones mexicanas de la antigüedad, el agua era un elemento divino que se le atribuyó la capacidad de generar la vida y restituirla, ahora ocurre de manera semejante al momento del baño. Al terminar de asearnos, sentimos que volvemos a nacer, nos sentimos nuevos y es porque el agua ayuda a renovar nuestros pensamientos y restaurar nuestra personalidad.

Como podrá saber, el agua que utilizamos para bañarnos, nos ofrece diversos beneficios que ayudan a relajar el cuerpo, mejorar el estado de ánimo, a tratar problemas de salud y a mantenernos limpios, de modo que el momento del baño se convierte en un ritual para nuestro bienestar espiritual, ya sea que utilice la regadera o una tina para bañarse, las bondades del elemento estarán presentes.

Para hacer de la experiencia del baño un ritual, tome en cuenta otros accesorios para tener un mejor uso del agua en la regadera, como válvulas para ducha y los modelos de regadera disponibles para ahorrar agua. Además, puede complementar el espacio del baño con accesorios útiles para colocar el jabón u otros utensilios o para ordenar las toallas.

Entre los diversos modelos de regaderas que encontrará en Hygolet, puede elegir los diseños que arrojan agua a mayor velocidad o de acuerdo a las cantidades que usted necesite, así como los que permiten crear un ambiente más cálido con la producción de vapor. Ahora que ya conoce el lado espiritual del baño, elija la regadera o tina de baño que más le convenga y dedique unos minutos a conseguir la vitalidad a través del agua.