Regaderas

Regaderas de acero inoxidable, aluminio, de manguera, de plato grande o chico sirven para la higiene personal en los cuartos de baño donde cae un chorro de agua similar a la lluvia, estos equipos pueden llegar a usarse con alta o baja presión.

            Las de plato son instaladas con un brazo y chapetón conectado al paso de agua, las de manguera están igual conectadas, pero éstas son más flexibles. Controladas por llaves, ya sea tipo monomando o con dos manerales, los cuales ayudan a regular la temperatura del agua. Así también existen las que se controlan por medio de una cadena, el usuario solo debe de tirar de ésta y el agua cae mientras se genera la presión, a éstas se les llama de emergencia y por lo general están instaladas en laboratorios, fábricas o algún establecimiento donde sean necesarias mayores medidas de precaución. Fabricadas en latón, cromo o acero inoxidable cualquiera de ellas está hecha con los mejores materiales. Las regaderas pueden ser instaladas en residencias, hoteles, laboratorios, clubes deportivos, fábricas, hospitales, todas con especificaciones distintas ya que los usuarios que las utilizan son diferentes.

            Por la gran cantidad de agua que se llega a utilizar todos los días, tan sólo una persona gasta 40 litros de agua al bañarse. Es necesario crear una consciencia y cultura  del ahorro de agua. Ya existen, por ejemplo, las regaderas ecológicas, las cuales permiten un mayor ahorro de agua por medio de válvulas de presión que regulan el flujo de agua y la presión ejercida. Su uso permite ahorrar entre 30-70% del consumo de agua que se desperdicia en una baño diario.

Diseños de regaderas

Las regaderas son un aparato para  expulsar y posibilitar el flujo de agua. Una de sus grandes ventajas es que la coladera en el suelo, a la par del sistema de drenaje, evita inundaciones o almacenamientos innecesarios del líquido. 

            Para elaborarlas se utilizan materiales dúctiles o aleaciones metálicas con una base perforada simétricamente  a través de la cual se modula la cantidad de agua que expulsará constantemente  la ducha.

Operación

Para entender el modo de operación de una regadera, ante una posible falla, debemos tomar en cuenta los siguientes puntos:

            Primero hay que considerar que la regadera estará unida al conjunto hidráulico. Su funcionamiento consiste, para decirlo de una forma muy somera, en un sistema de presión que eleva el agua al boiler para así mantener los grados de calor requerido, y la correcta manipulación de las llaves o manivelas que conforman la estructura de la ducha nos ayudarán a modular la temperatura.

Modelos

Entre los diversos modelos que pueden conseguirse en el mercado destacan los siguientes:

            Los diseños cuyo único fin es su implementación en espacios de casa-habitación. Entre los más populares están aquellos que permiten aún más intimidad y confort, con puertas corredizas o resguardando el área de ducha dentro de un rectángulo de diversos materiales (algún dúctil o cristal), sin dejar de considerar el área suficiente para poder tomar una ducha. También es común el uso de diseños en los que la manivela  y la regadera están prácticamente unidos.

            La mayoría de las personas han usado, al menos una vez, las «duchas rápidas» ubicadas en lugares como las playas, escuelas de natación y hasta gimnasios. Se les llama «duchas rápidas » porque están diseñadas  para quitar en un tiempo breve la suciedad (después de jugar algún deporte, por ejemplo) o sudor (después de una jornada de ejercicio).         

Utilización

A la hora de tomar una ducha, ya sea de pie o en tina, la regadera es la principal herramienta, no obstante, se le ha dado usos diferentes, como el de los modelos que exhalan vapor, precisamente para los baños purificantes de vapor, valga la redundancia, o aquellas de alta presión que arrojan caudalosas dosis de líquido con mucha fuerza, comunes en temazcales o terapias.     

            Entre los distintas formas de bañarse que existen, desde el conocido de manera popular como «de jicarazo»  hasta la tina, sin olvidar, evidentemente, a la regadera, es difícil decidir cuál es la mejor (tomando como parámetros el  ahorro,  la practicidad y la calidad). Por ejemplo, el baño «de jicarazo» hace más eficiente el ahorro de agua, si se le compara con las cantidades que libera por minuto la regadera,  sin embargo este método, muy común en zonas cuyo abasto de líquido es insuficiente, a la larga puede resultar engorroso por el tiempo de espera relativamente largo en que el agua se calienta y su adverso enfriamiento rápido.

            Debido al almacenamiento de agua, el uso de la tina puede ser un método similar al anterior, con la diferencia de que el área que ocupa es abundante y espaciosa, requiriendo por lógica una suma mayor de agua, además de que, posiblemente el aseo profundo requerirá llenarla de nuevo.

            Por esta razón se han diseñado regaderas capaces de ahorrar agua, lo cual es una gran ventaja ya que no tenemos el proceso engorroso del «baño a jicarazos»  y, posiblemente, una ducha práctica y consciente, beneficiará ecológicamente al medio ambiente y a nuestros bolsillos.

            En Hygolet de México contamos con productos de diferentes marcas. JSuites, Oxygenics, Daniel, Toto, Caflex, Docol, Carlo Frattini son sólo algunas de las muchas que hay en nuestro catálogo; cada una de ellas fue seleccionada por nuestro equipo para brindarle al cliente los mejores productos en el mercado, y satisfacer así  sus necesidades personales. Si requiere mayores informes le sugerimos contactarnos y, con gusto, un profesional lo atenderá, resolverá sus dudas y le sugerirá el modelo más apropiado a sus necesidades. 

 

Sitios relacionados