WC

El Water Close, como anteriormente se le decía al cuarto de baño, debido a que era un cuarto cerrado en donde corría libremente el agua, esto para lograr una higiene personal, posteriormente fue transformándose a simplemente las siglas  WC, y finalmente esta palabra ya no se utilizó para el cuarto de baño solamente, sino que empezó a utilizarse para hacer mención del mueble de baño particulamente, utilizado por la mayoría de las personas para hacer sus necesidades fisiológicas.

De esta manera se podría decir que pareciera que estamos hablando de algún avance de la civilización meramente al azar, sólo que en este caso en particular, se trata de un invento choy en día considerado esencial en nuestra vida diaria. Remontándonos a la historia, en la antigüedad los habitantes de la isla Creta tenían implementado algo muy similar a un retrate en su forma de operar, siendo también muy cercano al concepto de drenaje para sus edificios reales.  

Sin embargo los sistemas de drenaje que hoy ocupamos son muy jóvenes comparados con la historia del inodoro o del WC. El modelo actual tiene alrededor de doscientos años funcionando.  Desde los últimos años del siglo XVI hasta bien entrado el XVIII se diseñaron un sin número de prototipos que funcionaban con válvulas primordialmente, pero hasta el XIX se tomó la decisión de permitir que cada hogar tuviera baños como los conocemos en la actualidad.

Los orígenes del WC

Hablar del concepto “salón de baño” puede sorprender a muchos, puesto que al rastrear en la historia sus orígenes se remontan a miles de años atrás. Se tiene registrado en lo que hoy conocemos como Gran Bretaña, estimándose que el trato de intimidad dado a las funciones corporales tomó forma hace unos diez mil años. En parte sucedió porque el ser humano casi por naturaleza o por sentido común finalmente entendió que las excreciones naturales podían generar grabes focos de infección. Para contrarrestar esta situación el ser humano inventó un modelo de retrete que convertía al baño en un lugar independiente y privado, acompañándolo de otro modelo rústico, pero ahora de drenaje, con canaletas gracias a las cuales los desechos podrían desembocar en el agua.

            Del otro lado del mundo las civilizaciones más antiguas en el Oriente le asignaban un papel especial en su mística a la limpieza, siendo esto último particular en el caso del hinduismo. Miles de años antes de nuestra era sus sociedades ya tenían sistemas de baño muy cercanos a los nuestros. Para ellos existía ya una cultura de higiene y funcionalidad en torno a la excreción corporal.

            Sin embargo, había todavía una sociedad con una cultura de limpieza mucho más compleja; se trata, como ya lo mencionábamos, de los habitantes de la isla de Creta. Es muy posible que contaban con salones de baño o WC y desde ese tiempo ya se contaba con tinas conectadas a una red de cañería o de drenaje, por no mencionar la opción de disponer de agua caliente o fría, así como un escusado con su propia caja de agua.

            Finalmente podemos mencionar que dos de las culturas claves que se considera fueron las que terminaron de definir y brindarle un rol especial al aseo y la higiene personal han sido los judíos y así como los egipcios. Con esta última civilización se marcaba una brecha entre los diseños de la antigüedad y los que ellos elaboraron: para fabricar sus cañerías, por ejemplo, se utilizó por primera vez el cobre, además de que, como los cretenses, manipulaban la temperatura del agua. El acto de bañarse pronto tomó un aura especial que lo vincularía a la mística egipcia. Tal vez uno de los puntos más interesantes e impactantes es que todo esto sucedió aproximadamente unos quince siglos antes del inicio de nuestra era. Pero la incorporación del baño en las creencias espirituales tomó más fuerza y relevancia en el judaísmo. Posiblemente dicha relevancia influyó directamente en que en la antigua Palestina se trabajara en sistemas que permitieran distribuir a toda la gente el vital líquido.  

En la actualidad

La  tecnología ha estado innovándose con el tiempo y al día de hoy se han creado nuevas formas de poderlas implementar en los escusados o WC, estas nuevas tecnologías contribuyen con el ahorro de agua, tomando en cuenta que las descargas se hagan con una menor cantidad de agua y también en un tiempo más reducido.

Los escusados o WC  se pueden establecer deferentes formas, por ejemplo estos pueden ser suspendidos  o bien empotrados a una pared, siendo de este modo porque la descarga en si se dirige hacia la misma pared en la que se encuentra suspendido; estos inodoros ayudan a reducir el espacio en los baños ya que el tanque va en la pared el cual se oculta detrás de la misma, accionándose por medio de una válvula. Por otro lado se pueden mencionar los escusados a piso, en estos la descarga se dirige hacia el desagüe que se encuentra debajo del piso; adicionalmente  podemos encontrarlos de una pieza o de dos.

En Hygolet somos líderes en el mercado ya que contamos con los mejores equipos para baño. Si usted está pensando en acondicionar un cuarto de baño en su hogar, negocio u oficina sin duda podemos asesorarle con ese proyecto no dude en contactarnos, ponemos a su disposición nuestra experiencia para sugerirle la opción más adecuada y conveniente que cubra todas sus necesidades.

Sitios relacionados